Son opiniones sobre lo que nos pone furioso en el día a día. Aquí cabe todo, desde el tráfico a el trabajo, políticos, religiones y un sinfín de cosas.

Cosas que me ponen furioso

Hoy iba en el coche para llevar a los niños al cole, y me decía a mi mismo: ¿Por qué te comportas así? ¿Si es algo que detestas? Me refería a mi comportamiento al volante. Y es que desde hace mucho tiempo me toca los huevos ciertos comportamientos que parece que van intrínsecos en las raíces de este país. Por eso me apetecía lanzar una lista con las cosas que detesto de los comportamientos habituales de las personas.

Cuando vamos conduciendo:

Los coches te adelantan para meterse por el carril de la derecha.

Esto es algo muy común. Tu vas por el carril de la derecha, y a tu lado izquierdo, paralelo a ti va un coche, que quiere ir a la misma dirección que tu vas, que es coger la siguiente salida por la derecha. El caso es que nunca se ponen detrás de mí, siempre me adelantan se colocan delante de mí, con lo que me hacen frenar o reducir la velocidad. ¿Por qué no pueden esperarse y ponerse detrás de mí? ¿Qué consigues con eso?

Estás incorporándote a la autovía y no te ceden el sitio

A menudo nos pasa que nos incorporamos a la autovía con tres carriles para cada sentido, y justo viene un coche por el carril derecho, justo donde tu quieres salir. No viene ningún coche más, pero el otro vehículo no te cede el paso. La mayoría de veces es porque no se dan cuenta, o por lo menos eso quiero pensar.

Vehículos que se pegan al culo de mi coche.

También es de lo más común. Aquel que no solo no guarda la distancia de seguridad contigo, sino que además no llegas a ver ni las luces por el retrovisor porque está a tres o cuatro metros de ti. Si frenas, es un accidente seguro. Pero hay muchísima gente que le gusta ir así. Y mucha más que detestamos que se nos peguen al culo.

Vehículos que nos dan las luces para que nos apartemos.

Vas por la autovía adelantas a un coche yendo tu a 130 o a 120 y te aparece, no se sabe muy bien de donde, un iluminado que quiere que te apartes para que el pase. Y para ello no para de darte las luces una y otra vez. Esto confieso que es lo que más me molesta. Mi respuesta es simple: un paralelo con el coche de la derecha, adelantándolo poco a poco, o al camión, haciendo que el vehículo que me daba las luces se desespere. Si insiste en seguir dándome las luces, mi respuesta es más simple todavía: momento adecuado para limpiar los parabrisas. Esto consigue enfurecer al coche de detrás. Cuando ya me canso y adelanto y me pongo en el carril derecho, se me pone en paralelo normalmente amenazándome y diciéndome de todo y yo sin más le echo un besito y adiós muy buenas.

Coches que no dan el intermitente.

Has pagado por un indicador que lleva tu coche. Pues utilízalo. Habitualmente los que tenemos experiencia al volante, ya sabemos que un coche va a girar, o se va a meter por un sitio, sin necesidad de poner el intermitente, pero es que deberían darlo. No cuesta nada. Así todo funcionaría mucho mejor

Vehículos con la música como si fuera el carnaval

Vas con tu coche y de repente comienzas a escuchar una música, habitualmente de reguetón o máquina. Es otro coche con la música a todo lo que da y las ventanillas bajadas en pleno invierno. Como diciendo: mira que guay soy, qué música más guapa llevo y cómo suenan mis subbuffer y mi twitter. El problema se agudiza cuando no estás en tu coche si no en tu casa, y son las 2 de la madrugada, y este señor con las ventanillas bajadas en pleno invierno se ha tenido que parar en el semáforo de al lado de casa. Pues eso.

Motos que te adelantan por cualquier sitio

Esto se está convirtiendo en algo muy habitual. Los moteros son totalmente respetables, porque además saben conducir, y respetan las normas y las leyes de la carretera. El problema es que no todos los conductores de moto son moteros. Y a menudo, te ves adelantado por cualquier lado, derecha, izquierda… Poniendo en peligro sus vidas. Llevar una moto no te da licencia para hacer lo que te de la gana en la carretera.

Ciclistas que no respetan las normas de circulación

Un ciclista puede ir perfectamente por una calle de cualquier ciudad, compartiendo calzada con motos, coches, camiones o autobuses. Pero la mayoría de los ciclistas, no se paran en los semáforos en rojo, ni hacen el ceda el paso, o se meten por dirección prohibida, o por la acera, o simplemente no señalizan sus movimientos. Las normas son para todo el mundo y si vas por una calzada, las normas son para todos.

Coches que aparcan en carga y descarga

Esto es algo que no sabe la mayoría de gente. Un vehículo (turismo) normal, no puede aparcar en zonas reservadas para carga y descarga. Sólo vehículos con tarjeta de transporte, pueden estacionar de forma temporal (15 min o 20min según diga la señal). Esto provoca que los camiones y vehículos que tienen que estacionar aquí, porque están haciendo su trabajo, no puedan hacerlo y dejen el coche en doble fila, y por tanto provoquen atascos.

Vehículo lento que acelera con semáforo en ámbar.

Vas tras un coche pisando huevos, super lento. Llegando a un semáforo, ves cómo el semáforo se pone en ámbar, pero el coche delante de ti acelera para pasar el, y tu te quedas colgado en el semáforo. Esto es por la descortesía y el egoísmo que tenemos al conducir.